jueves, 31 de marzo de 2011

EN BUSCA DE LA FELICIDAD



Me encontré sentada sobre la silla de un café
una media mañana…
mirando mi reflejo frente a la ventana
me miraba tanto que no alcance a comprender
el asombro que me hacia verme tan distinta allí,
estaba extrañada y no podía entender el porque
de mi extrañeza, algunas preguntas empezaron
a llegar como parte de mi confusión
¿Acaso había olvidado quien soy?
Incertidumbre con el fin de encontrar una respuesta
a mi persona, sabía que no podría responder
entonces me quede mirándome un largo rato
mientras que una voz se filtraba a mi oído para decir
¿te has preguntado qué es lo que anhelas en la vida?
¿Alguna vez has hecho algo realmente por ti?
luego de esas dos preguntas
un silencio enmudeció mi ser…
imágenes rodando sobre mi mente
como una película muy vieja…
con melancolía… Un nunca jamás
empezaba a salir para dirigirse a mí…
con una realidad llamada “el yo”
entonces voltee otra vez para ver el reflejo
de aquella mujer que empezaba a darme lastima
y a la vez admiración.
Mientras pensaba mirándome oí otra vez la voz…
que me decía ¿Qué piensas hacer ahora?
Entonces le respondí ¡no lo sé!
y la voz dijo otra vez
¿has pensado en lo que quieres para ti?
luego de un silencio “un nunca jamás” ¡volvió!
siempre fueron reemplazados al segundo plano
por la felicidad de los demás antes de la mía,
la voz lo sabía…
entonces otra vez me dijo ¿Qué piensas hacer ahora?
y volví a responder ¡no lo sé!
esta vez la voz respondió molesta y me dijo
algún día tendrás que elegir entre encontrar
tu propia felicidad y no solo en hacer felices a los demás,
tendrás que sacrificar cosas en la vida que muchas
veces tendrán que terminar causándole
un dolor a alguien...
entonces le respondí angustiada… ¡pero cómo!
no quiero que nadie sufra por mi culpa
y la voz me dijo por última vez
no puedes hacer feliz a todo el mundo a costa de
tu propia felicidad, todos elegimos entre
el bien y el mal…
así como ser felices ó infelices.



ROMINA CAVERO