miércoles, 10 de noviembre de 2010

BENDITO SEA TU AMOR

Benditos sean tus ojos
que me miraron aquella tarde,
bendecidos sean siempre
por mirarme como aun me
miran esta noche.

Bendito sea tu corazón…
por seguir amándome a pesar del
nuevo tiempo… en mi garganta,
bendito seas por seguir mis huellas
aun si no volteo para ver lo que deje atrás.

Benditos sean tus cielos
por llorarme sin merecerlo…,
bendito sea tu cariño por este nombre mío
que ya no lo escribo como antes…

Oh… bendito sea tu alma Raviele
por perfumar mi alma de tu Karma,
por llenar mi corazón de tú aire blando
a pesar de mi esquivo enigma…
he de no olvidar tu nombre.

Porque…

¡Bendito sea tu amor…!
tan grande como tú lo eres,
porque donas tu silencio
para entregarte con el alma por las noches.

Bendito sea tu cuerpo…
por ser virgen completo,
cuan eco de hombre
tu virilidad se trasforma
al amor hecho carne.


ROMINA CAVERO.